08 diciembre 2004

A dos velas

Comentaba el otro día con los colegas que estas navidades están siendo y van a ser tristísimas en lo que a estrenos cinematográficos se refiere. Sabíamos que el 2004 no iba a ser como el 2003, y diciembre es la mayor prueba de ello. Sí, hemos tenido Spider-Man 2. Sí, Los Increíbles no están mal (no es la obra maestra que todo el mundo dice, pero a este paso alguien calificará de obra maestra Aliens vs. Predator y se quedará tan ancho), pero desde luego que no hemos contado con el aluvión de estrenos de cine fantástico que tuvimos el año pasado. En el 2004 ya no hubo Señor de los anillos (mi ilusión era que ahora llegara la cuarta...) , ni Star Wars, ni Daredevil, ni Hulk, ni X-Men 2, ni Matrix... No, en 2004 tuvimos que aguantar a Shrek 2 y cosas peores. Tuvimos, en definitiva, que asistir a lo que se venái cociendo desde hace tiempo: la casualización absoluta del fantástico. Es decir, frente a películas conscientes de su público como las anteriormente mencionadas, el ogro verde ha arrasado a base de contentar a todos, y con eso al final algunos quedamos desamparados por un película aplaudida por sus incesantes referencias, pero que en lo que a contar una historia se refiere... pues se queda en la nada, en la mediocridad, en el producto hueco que en realidad es. ¡Ah! También tuvimos otro Harry Potter en este año que se acaba. Y nos dijeron que esta vez sí, que Cuarón había hecho una buena película. Y resulta ser tan anodina como las dos primeras. Va a ser que el producto original tampoco da mucho más de sí sin caer en la repetición. Van por el quinto libro y siguen contando lo mismo. Me sé de algunos que con el sexto no pican, y con la cuarta peli ocurrirá lo mismo. ¿Mi consuelo? Que la cosa no pinta mal para el año que viene. Y los siguientes, no os quiero ni contar. 2005: Elektra, Batman Begins, Cuatro Fantásticos, Episodio 3, King Kong. 2006: X-Men 3, Iron Man, Ghost Rider, Luke Cage, Punisher 2 y Deathlok 2007: Spider-Man 3, Namor, Hulk 2 y Lobezno En definitiva, el despertar de DC de su ensimismamiento, el final de Star Wars y una incesante ola de estrenos de Marvel, con al menos cinco filmes que a priori pintan muy bien: X-Men 3 (a falta de conocer el director, lo que sí sabremos es que habrá continuismo respecto a Singer), Iron Man (Cassavettes puede hacer un gran trabajo. Para mí es muy importante que sea un director relevante), Spider-Man 3 (Raimi no defraudará), Hulk 2 (muy a lo grande lo tienen que montar para satisfacer los que querian que la primera tuviera grandes dosis de acción) y Lobezno (material no les falta para hacer un peliculón)... y eso sin olvidar la peli fantástica destinada a arrasar con todo, el Superman de Bryan Singer. Parece que, en contra de lo que auguraban algunos agoreros, el cine de superhéroes está aquí para quedarse.