17 enero 2005

Unidad completa de entretenimiento

Quiero ser como Dan Slott. De verdad quiero serlo. Apenas he leído seis tebeos escritos por él, pero pocas veces he encontrado un guionista que de forma tan inmediata me demuestre su capacidad para escribir buenos tebeos, y además me dé tanta, tanta envidia de lo bien que lo hace, y lo fácil que parece. Siendo, como es, tan, tan, tan difícil. De Hulka ya venía oyendo cosas interesantes desde su lanzamiento. Como tantos otros títulos, preferí esperar al TPB para comprobarlo. Y vamos si lo hice. Una vez lo tuve en mis manos, devoré el tomo en apenas dos o tres horas, todas seguidas, y lo disfruté al máximo. ¿Las razones? Muchas: 1/ Slott conoce a fondo el personaje y la continuidad Marvel, y lo demuestra desde el primer momento. No fuerza las referencias, no quiere demostrar que es una enciclopedia con patas. Simplemente están ahí, asimiladas por el personaje, como debe ser. No, Slott no tiene un policía de continuidad que le haga quedar bien en las situaciones comprometidas, no te suelta un "Ben Reilly" aquí, un Spider-Móvil allá, para hacer creer al fan de toda la vida que él también se merece atención. Slott sabe lo que se hace, y para él el pasado forma parte del discurrir vital de la protagonista. No es lo que pasó hace mil tebeos. Es lo que le ocurrió hace tiempo a Jen. 2/ El humor. Algunos de los mejores chistes que he leído en mucho tiempo están en estos seis números. Es un humor inteligente, referencial a mil cosas, pero nunca dejándote fuera de juego. Es un humor a toda pastilla, puro sit-com americano, del bueno. En la onda de Cheers, de Friends. Y eso es muy, muy difícil de hacer. 3/ Caracterización. No basta con tener los datos. No basta con contar buenos chistes. Al protagonista le tiene que pasar algo. Algo importante, algo que te haga pensar que TIENES que seguir leyendo esa serie, que no conviene perderte ni un número. Una de las razones por las que no me gusta la actitud de "olvidemos de dónde venimos" es porque hace irrelevantes las historias. Y cada historia merece ser importante, pero para eso necesitamos un guionista que la haga memorable, y Slott lo es. 4/ Spidey. Si con Jen no fuera bastante, llega Slott en el cuarto número y nos deja el mejor tebeo arácnido del año. Luego, descubro en una entrevista que Spidey es su personaje favorito. Está claro, y así lo demuestra en estas 22 páginas donde Spidey se expresa, se mueve, se comporta como debe, y si Hulka tiene un pasado compuesto de dos colecciones y un par de etapas en diferentes grupos, Slott se atreve a sacar a relucir toda clase de alusiones a los cuarenta años de continuidad arácnida. Y coloca cada alusión en su sitio y con el motivo que debe: el que avance la historia, ni más ni menos. 5/ El motivo definitvo que hace que este guionista me tenga maravillado lo he encontrado hoy en una entrevista en Newsarama. Podéis leerla completa aquí: http://www.comicon.com/cgi-bin/pulse.cgi?http%3A//www.comicon.com/cgi-bin/ ultimatebb.cgi%3Fubb%3Dget_topic%26f%3D36%26t%3D001682 ¿Y qué es ese algo? Es una frase que lo resume todo: "Each issue will provide a full unit of entertainment. Let me say that again: A FULL UNIT OF ENTERTAINMENT" "Cada número ofrece una unidad competa de entretenimiento. Dejadme que lo repita de nuevo: UNA UNIDAD COMPLETA DE ENTRETENIMIENTO" Y a continuación lo explica. Slott dicen que corren malos tiempos, que las series se cancelan a las primeras de cambio y que él no cuenta con la oportunidad que tienen Millar y Hitch en los Ultimates. No puede usar una página para enseñar una calva, otra para sacar a Iron Man, otra para mostrar a Hulk furioso. Su cómic tiene que ponerlo todo en el asador, y lo tiene que hacer en cada número, porque a la primera de cambio, el tendero mirará para otro lado y no pedirá el cómic. Tiene que contar una historia completa, que sea divertida, que deje algún motivo para volver el mes siguiente. Por todos los dioses, que le den una colección de Spider-Man YA.