09 febrero 2005

¿Será fantástico?

Los Cuatro Fantásticos cambian de fecha y se retrasan una semana, del 4 al 8 de julio. Todo por evitar coincidir con La guerra de los mundos de Spielberg. Buena idea, sobre todo después de ver las taquillas de pequeñas apuestas como Elektra o Punisher, porque esta vez va en serio, y los Cuatro Efe no se pueden permitir el batacazo. Yo soy de los desencantados de Spielberg en sus últimas películas, especialmente con Minority Report (qué pena, con lo bien que empieza y que acabe como un episodio de Se ha escrito un crimen...). De igual manera, no sé que interés tiene adaptar a los tiempos modernos La guerra de los mundos (sí, la metáfora 11 de septiembre y esas cosas, ya me lo veo) a la actualidad. Qué listo ha sido Peter Jackson, que está ambientando su King Kong en los años treinta... Ahora, dicho esto... La maquinaria de marketing que va a tener esta película será devastadora. Y me temo que Los Cuatro Fantásticos es mucho más modesta. Por otra parte, deseo con toda mi alma que la peli de los Cuatro Efe funcione. Debería ser la mayor película de superhéroes y ciencia ficción jamás producida por Marvel. Y no me acaba de disgustar tanto como a otros muchos detalles. Yo no soy tan excéptico con la Cosa, porque cada vez soy más partidario de los efectos especiales en lugar de los digitales siempre que tal cosa sea posible, y en el trailer noto cierto cuidado por ser respetuosos con el original (incluso los rayos cósmicos parecen los de Kirby). El problema es que, ¿con estos mimbres se puede construir un buen cesto? Igual que todo el mundo era excéptico con X-Men pero yo confiaba en el filme por la categoría del director, y por el grado de implicación conseguida por éste y su colega Tom DeSanto, tengo que sumarme a los que no ven a Tim Story como el director más apropiado. Ojalá me equivoque. No tengo un deseo mayor a que los Cuatro Efe tengan una calidad similar a X-Men, sea una pelicula pequeña, modesta, pero también digna, bien resuelta, que se toma en serio a sí misma y marca un comienzo desde el que luego saltar a algo mayor con un presupuesto también mayor. ¿Puede hacer eso quien antes nos ha entregado Taxi y La Barbería? Permitidme que, con todo el dolor de mi corazón, lo dude. Pero ojalá me equivoque. Al menos, uno sí puede esperar que el trabajo de JMS en la serie regular será memorable, y eso es lo que debería preocuparnos de verdad. Pero uno no puede evitar ponerse el parche antes de la herida, en espera de recibirla. E insisto: ojalá me equivoque.