27 marzo 2005

Mis primeros cómics

Es un poco difícil recordar cual fue mi primer cómic. ¿Cuál era? No lo recuerdo con toda seguridad. Posiblemente fuera algún “Don Miki” o similar. El que si recuerdo es mi primer cómic de superhéroes: el Superman núm. 6 de Zinco. En él Supes luchaba contra un Metallo con corazón de kriptonita. No se cuantas veces me leí ese tebeo hasta que conseguí los otros cinco, poco a poco fui poniéndome al día en la serie y ya por aquel entonces, pese a ser bastante pequeño, sabía que los cómics de Byrne eran los que más me gustaban. Años después, aun recuerdo con cariño esos cómics y estoy convencido que si Panini o Planeta decidieran reeditarlos sería el primeros en comprarlos, más por nostalgia que por otra cosa. Y es que creo que los cómics que lees de pequeño son de los que más recuerdas y más cariños tienes. Años después, y aproximadamente cuando Zinco perdió los derechos de DC, dejé de coleccionar Superman. Al entrar al instituto un amigo, gracias Enric, me descubrió las tiendas de cómics, tonto de mi no las conocía. Allí vi un cómic de Spider-Man en el que peleaba contra alguien similar a él con un traje rojo y una sudadera azul. Después descubrí que se trataba de la Araña Escarlata y que era un clon de Spider-Man. Ese fue mi primer cómic de Spider-Man, bueno el primero que compré de forma regular (el primero había sido el Amazing Spider-Man vs. Superman de formato tabloide, ¡que grande era ese cómic! y más de pequeño). Empecé a leer Spider-Man en plena saga del clon, hay quien dice que tuve valor para empezar a leer entonces, y me enamoré de los personajes, sobretodo de Ben Reilly (creo que un par de personas y yo somos los únicos que nos gustaba el pobre Ben). Puede que yo le tenga más cariño porque empecé a leer Spider-Man con él y no con Peter y, por tanto, no habían mancillado “mi Peter”. Cuando acabó todo, unos 7 meses después del final de la saga del clon (de la saga Revelaciones vaya), dejé de comprar cómics de superhéroes y prácticamente todo lo relacionado con el mundo del cómic. Compraba alguna cosilla de manga y poco más. Pero hace 3 años, en el Saló del Cómic de Barcelona, compré el Ultimate Spider-Man número 1, porque lo dibujaba Mark Bagley, mi dibujante favorito cuando leía Spider-Man y… me volví a enganchar, lo hice y con muchísimas más ganas que antes (¿Por qué será que muchos de los que coleccionamos cómics hemos dejado de comprar durante una época y hemos vuelto con más ganas?). A ello ayudaron las excelentes historias de JMS en Amazing, la película que se estrenó aquel verano y el descubrimiento del libro “Spider-Man: Bajo la Máscara”. Ha llovido mucho desde entonces pero aún recuerdo con muchísimo cariño “Mis primeros cómics”. Ahora os toca a vosotros ¿Cuáles fueron vuestros primeros cómics? ¡Que leáis muchos cómics! “A ello