18 septiembre 2005

La larga espera

Cuando alguien me dice “Es que el culebrón que sigo cada día está mas interesante, ¡cuando acaba el viernes no puedo esperar al lunes!” no puedo evitar soltar una carcajada… Si esta persona leyera cómics verías… Leer cómics es como ver una teleserie con una entrega mensual. Lees tus 22 páginas (cuestión de 20 minutos, lo que dura un capítulo de una serie televisiva) y hasta el mes siguiente nada… Generalmente la espera es plácida. Por muy interesante que sea el argumento, hay una gran variedad de colecciones que ayudan a soportar esos 30 días. Pero hay casos… que no es así. Estoy pensando en tres sagas del último año: Ultimate Carnage, el final de Marvel Knights Spider-Man y Sins Past. Ya que las dos primeras no se han publicado en España, hablemos de la tercera. Recuerdo que empecé a leer esta saga cuando ya había empezado. Por error, leí un spoiler del segundo número y me quedé anonadado. En cuanto pude, me hice con los números publicados y entonces llegaron los nervios. Que largos eran aquellos días (quizá exagero, pero ya me entendéis). Fueron meses divertidos, esperando a que apareciera la siguiente entrega y haciendo cábalas sobre que ocurriría a continuación. Si te pones a pensar, antaño hubo situaciones que también debieron matar de nervios a los lectores. Cuando murió Gwen Stacy, los lectores debieron esperar un mes para saber si Spider-Man mataría al Duende Verde. Cuando Kraven enterró a Spider-Man, debieron ser semanas de corrillos en las tiendas hablando sobre un supuesto argumento en el número siguiente. Y, en parte, esta es la magia del cómic. La espera mes a mes, el pensar que ocurrirá, el hablarlo con tus compañeros y, transcurrido esos largos 30 días, comprar el cómic y leerlo con toda la ilusión del mundo. ¿Y vosotros? ¿Qué sagas os han hecho comeros las uñas durante un mes? (en el caso de Spider-Man/ Black Cat: Evil Men Do podéis ir por el codo…) ¡Qué leáis muchos cómics! “A ello”.