07 noviembre 2005

He visto quince minutos de King Kong...

...Y he flipado. No sabía muy bien lo que nos iban a enseñar esta mañana. Los de Universal nos habían convocado en el Proyecciones, el mejor cine de versión doblada del centro de Madrid (son un poco más listos que los de Sony, que para vender Spider-Man no lo ponían en sus oficinas, en un mini-cine cutre), para ver un "adelanto" de King Kong. Advertían los de la productora que había cosas sin terminar, y que lo tuviéramos en cuenta, y entonces... Se apagan las luces y aparece Naomi Watts (Completamente terminada. Uno de los mejores efectos de la peli) con fondo azul y un King Kong animado que parecía más Donkey Kong. Y yo que pienso: "esto va a ser una full". Pues no. (Aviso, si no queréis saber más de la peli, no sigáis leyendo... aunque, ¿falta algo por saber de King Kong?) Naomi intenta huir aprovechando un descuido del gorila, y sale corriendo, y se cruza con un pedazo lagarto que te cagas... Esta vez está terminado y es soberbio. Parece un camaleón gigante. Naomi se mete dentro de un tronco, el bicho la sigue, aparece otro igual por otro lado... el primero comienza a meterse en el tronco, ella se encuentra dentro con insectos gigantes.... Y bueno, entonces algo se carga al lagarto que se adentra en el tronco y lo destripa a base de bien. Y ahí tenemos a Kong, a Kong completo y terminadito, peleándose con los camaleones, y a Naomi huyendo de nuevo, hasta que aparece un tiranosaurio, y luego otro, y comienza una pelea brutal entre los tiranosaurios y Kong, que acaban liados en un acantilado, sujetos sólo por lianas, y es una de las cosas más alucinantes que he visto en mi vida: la pelea parece completamente real. En ningún momento sientes que sean criaturas digitales. Y así se pasan cerca de un cuarto de hora, hasta que acaban de nuevo en el suelo, Kong frente al Tiranosaurio que sobrevive, y veo el combate más bruto que se pueda imaginar. Hay un par de cosas que le hace Kong al tiranosaurio.... En fin, cuando le arranca la lengua con los dientes no me creo lo que estoy viendo. Sencillamente no me lo creo. Ya habíamos visto, y nos habíamos hartado, de persecuciones humanos/tiranosaurios... Pero os aseguro que esto es totalmente distinto. Peter Jackson ha conseguido hacer diferente algo que yo pensaba que sólo se podía hacer de una manera: la manera spielbergiana. Lo que ha rodado Jackson es más lúdico, más divertido y menos realista en cuanto a lo que tiene de documental de naturaleza. King Kong parece una película de aventuras orgullosa de serlo. Y parece absolutamente perfecta en lo técnico. Nunca había visto dinosaurios tan realistas, pero lo del mono es de traca. Es que no parece digital en absoluto. La expresión, el movimiento, el pelo (y todo eso es MUY DIFÍCIL de hacer) parecen sacados de la realidad. Y curiosamente, cuando Kong se cepilla al tiranosaurio y se golpea su pecho en señal triunfante, lo de menos es la técnica. Lo primero que se me viene a la cabeza es: "Qué entretenida va a ser esta película".