27 enero 2006

Cuando Spider-Man se convirtió en Daredevil

Andaba ayer hojeando viejos Daredevil, aprovechando el final de la etapa de Bendis y Maleev (Vaya final. Nunca nadie había terminado una etapa así. Al menos, no voluntariamente. Plas, plas, plas), y me encontré el Wizard 1/2, un minicómic de los suyos (que ni es cómic ni es nada) que sacó esta revista hace años. Dentro me encuentro muchas ilustraciones promocionales y algunos bocetos de Quesada. Lo más divertido es que la portada, ésta que teneís aquí: Empezó siendo, antes que nada, un boceto de un dibujo de Spidey para una promoción, que a causa de las deadlines, Quesada reaprovechó, metamorfoseando al lanzarredes en el cuernecitos. El caso es que el resultado final merece la pena, aunque me quedo con ganas de ver cómo hubiera sido el dibujo si hubiera seguido la idea original. Otras cositas de este Wizard que os pueden hacer gracia: la reinterpretación que hacen varios artistas de aspectos de Daredevil. Su origen, por Steve Dillon. Sus trajes, por Jimmy Palmiotti: Sus mayores fracasos, por David Mack: Y mi favorita. Karen Page, por John Romita: Mola, ¿verdad?