29 enero 2006

Toda una baraja en la manga

El pasado mes de Septiembre, a la vuelta de vacaciones, nos encontramos con una agradable sorpresa por parte de Panini. Y es regalaban una baraja de póker Marvel, a razón de un palo por comic y que se distribuyeron de la siguiente manera: NEW X-MEN: ACADEMIA X #1 por 2,90 € (Picas) ULTIMATE FANTASTIC FOUR #3 por 3,00 € (Tréboles) SPIDERMAN #42 por 3,90 € (Diamantes y caja) X-MEN #114 por 3,50€ (Corazones) La verdad es que los naipes eran bonitos, al menos para mí, cada uno con su correspondiente personaje Marvel, a diferencia de la que regalaron unos cuantos años antes -entonces fue Forum- con los primeros números del Spiderman de lomo blanco, que sólo contenían ilustración las figuras de la baraja y de aspecto más descuidado. En resumen, una delicatessen cuya única pega era que para hacerte con ella tenías que comprar comics que tal vez no formaran parte habitual de tus adquisiciones mensuales. Un total de 13,30 leuros, dos mil y pico pesetillas, que como capricho no está mal, conociendo los precios que suelen tener estas cosas del merchan. En mi caso, y supongo que también el de más de un aficionado arácnido, salía por un poco menos, al comprar el tomo de Spiderman todos los meses, el desembolso extra ascendía a 9,40 €. Tras unos días dudando, lo dejé correr. Pero llegó este mes con el Panini News #14, y resulta que regalan la baraja -la misma- con él. Ahora sale por 1, 95. Curiosamente, y en el momento que escribo este post, en la web de la editorial, en su portada, promocionan la baraja que se puede conseguir, dicen (y es verdad), con los comics de Septiembre. En su reseña de la revista Panini News, con la que se puede obtener baratita, no hay mención alguna al obsequio... La cuestión es que cuando acudí a mi librería para hacerme con ella, no la encontré. Hasta que me di cuenta de que la tenían en el mostrador. Según me explicó el librero, la había tenido que retirar de la estantería porque más de uno rasgaba el plástico, que es bastante fuerte por cierto, y robaba la baraja. ¡Hace falta ser rastrero! ¡Por menos de dos euros! Lo cierto es que los pequeños hurtos, que siguen siendo un delito tipificado en el Código Penal, gozan de cierta benevolencia social cuando se producen en grandes almacenes, pero realizarlos en pequeñas tiendas manifiestan una inmoralidad fuera de toda duda. Pero es que según me siguió contando, con los Spiderman de lomo blanco aludidos... ¡ocurrió lo mismo! En fin, que hay gente para todo...